Multan a diputado por decir “no la violaría porque no lo merece”

El legislador, aspirante a la candidatura presidencial en Brasil, fue multado $3,125.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Al venir a EE. UU.
    EFE
    El diputado Jair Bolsonaro generó una mayúscula polémica por sus dichos hace tres años y el martes lo condenaron a pagar una multa y retractarse públicamente.

    El diputado Jair Bolsonaro, que aspira a ser candidato a la presidencia de Brasil el próximo año, deberá indemnizar a una legisladora a quien le espetó hace tres años que "no merecía" ser violada, informaron fuentes judiciales.

    La decisión, en segunda instancia, fue tomada por unanimidad en la Tercera Sala del Superior Tribunal de Justicia, que ratificó la condena aplicada por un juez inferior y a la que Bolsonaro puede apelar ante la Corte Suprema, ante la que ha sido denunciado por el mismo caso.

    Según la sentencia, Bolsonaro deberá pagar una indemnización de $3,125 dólares a la diputada María do Rosario Nunes, del socialista Partido de los Trabajadores (PT), y retractarse de sus declaraciones en anuncios publicados en diarios de circulación nacional y en sus redes sociales.

    Bolsonaro, del Partido Social Cristiano, es un militar retirado que no oculta su admiración por la dictadura que gobernó el país entre 1964 y 1985 y que ya ha creado numerosas polémicas por declaraciones consideradas machistas, homofóbicas o racistas.

    Hace tres años, en un discurso que ante el pleno de la Cámara de Diputados, tuvo un fuerte cruce de declaraciones con la diputada Nunes, quien había condenado las violaciones de derechos humanos registradas durante el régimen militar.

    En el marco de esa discusión, Bolsonaro llegó a espetar a la diputada: "No la voy a violar porque ni eso merece".

    Esa declaración generó un enorme alboroto, pero Bolsonaro la repitió y hasta amplió días después en una entrevista. "Ella no lo merece porque es muy mala, muy fea, no califica para mi gusto. Jamás la violaría. No soy violador, pero, si lo fuese, no la violaría porque no lo merece", dijo al diario Zero Hora.

    A pesar de sus continuas polémicas y su defensa a veces ardiente de la dictadura, el diputado alienta la posibilidad de aspirar a la Presidencia en las elecciones que se celebrarán en octubre de 2018.

    Las últimas encuestas de opinión le han atribuido hasta ahora una intención de voto que oscila entre el 20 y 23 % y en alguna ha sido citado como uno de los favoritos, junto al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.