Niños menores de 8 años usan más dispositivos móviles

La cantidad de tiempo que los pequeños pasan frente a los aparatos se ha triplicado.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    En los últimos 4 anos se ha triplicado el tiempo en que los pequeños usan celulares y iPads.

    (Published lunes 23 de octubre de 2017)

    Un estudio recientemente divulgado arrojó como resultado que los niños menores de 8 años pasan cada vez más tiempo frente a dispositivos móviles como tabletas y teléfonos celulares y que el 42% de esos niños menores de 8 años ahora tienen sus propias tabletas, lo que representa un aumento del 7% respecto a hace cuatro años.

    Según un reporte de Common Sense Media, una organización no lucrativa enfocada en ayudar a niños, indicó que hace años los niños pasaban cerca de 15 minutos diarios en las pantallas de dispositivos móviles y ahora ese tiempo ascendió a 48 minutos diarios. La cifra no representa una cantidad elevada, aunque sigue mostrando la influencia de la tecnología en la tutela de los pequeños en la casa.

    ¿El uso constante de tablets y celulares puede dañar la visión de los niños?

    ¿El uso constante de tablets y celulares puede dañar la visión de los niños?

    El uso prolongado de aparatos tecnológicos como ordenadores, celulares y tabletas está asociado por muchos a daños visuales. Un experto nos explica si esto es posible.

    (Publicado lunes 16 de octubre de 2017)

    Otro estudio denominado Zero to Eight 2017 nos da una visión más clara de cómo el uso de los medios de comunicación de los niños pequeños ha evolucionado con el tiempo y proporciona una base sobre cómo podemos usar la tecnología para apoyar el aprendizaje, juego y crecimiento.

    Según las investigaciones, la mayoría de ese tiempo es dedicado a dispositivos móviles. El tiempo promedio que los niños pasan con esos aparatos se ha triplicado: de 5 minutos al día en el 2011, a 15 minutos al día en el 2013, a 48 minutos al día en el 2017.

    Levi’s® Commuter Trucker Jacket with Jacquard by Google

    Los padres no siempre siguen las sugerencias de los pediatras. Contrario a las recomendaciones de los pediatras, muchos niños usan dispositivos con pantallas poco antes de ir a dormir, y muchas familias dejan el televisor prendido de fondo casi todo el tiempo.