Sin fianza presunto cómplice en asesinato

Sin fianza presunto cómplice en asesinato

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Sin fianza presunto cómplice en asesinato

    BOSTON - Quedó detenido sin derecho a fianza uno de los dos hombres que presuntamente participaron en el asesinato al "estilo emboscada" de José Maldonado en Boston hace casi un año.

    Ismael Douglas, de 28 años, compareció el lunes en una corte del condado de Suffolk para ser procesado por un cargo de asesinato en primer grado en relación con el tiroteo del 31 de marzo de 2014.

    Otro co-acusado en el caso, Raymond Arroyo, de 22 años, se enfrenta a cargos de asesinato en primer grado y posesión ilegal de un arma de fuego. Él fue puesto bajo custodia en la República Dominicana la semana pasada y transportado a la ciudad de Nueva York, donde permanece detenido como prófugo de la justicia y espera extradición a Massachusetts.

    La fiscalía alega que Maldonado fue asesinado mientras caminaba en la zona de las calles Smith y Torquoise en el sector de Mission Hill alrededor de 11:45 de la mañana en un aparente acto de represalia por un robo anterior.

    Esa mañana, Douglas y Arroyo condujeron un auto Chrysler hacia el proyecto de vivienda de Mission Hill. Presuntamente Douglas detuvo el auto para permitir que Arroyo se bajara y luego comenzó dar vueltas a través del complejo. Arroyo se acercó por detrás a Maldonado y le disparó cuatro veces, causándole la muerte.

    Douglas luego recogió a Arroyo a unas cuantas cuadras de distancia y se fueron del barrio. Varias cámaras de vigilancia capturaron las acciones de Douglas y Arroyo antes, durante y después del tiroteo, dijeron los fiscales.

    Además, los registros del teléfono celular enlazan a los dos acusados ​​y también testigos vieron a Douglas al volante del auto el día del asesinato. Douglas supuestamente hizo declaraciones a la policía admitiendo que conducía el vehículo en el área de Mission Hill ese día.

    Arroyo, quien supuestamente hizo declaraciones que lo inculpan antes de huir a la República Dominicana dos semanas después del tiroteo, se enfrenta a la acusación de asesinato a su regreso a Massachusetts. Douglas regresa a la corte el 9 de abril.