Herbalife dará compensación millonaria a vendedores

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La compañía, que tiene su sede en Los Ángeles, llegó a un acuerdo con las autoridades en medio de las acusaciones de haber engañado a los consumidores (Published viernes 15 de julio de 2016)

    Los reguladores federales cerraron una investigación contra Herbalife, la multinacional de suplementos nutricionales y cuidado personal. A pesar de que se le ordenó la reestructuración de sus operaciones en Estados Unidos y pagar 200 millones de dólares, evitó ser clasificada por los EE.UU. como un esquema piramidal.

    La compañía, que tiene su sede en Los Ángeles, llegó a un acuerdo con las autoridades en medio de las acusaciones de haber engañado a los consumidores haciéndoles creer que podían ganar dinero sustancial con la venta de sus productos.

    Bajo el acuerdo anunciado este viernes, Herbalife debe reelaborar la forma en que se compensa a sus vendedores. Ellos deben ser compensados ​​por la venta de productos de Herbalife y la empresa debe desechar los incentivos que les recompensaban por reclutar a otros vendedores.

    Un modelo de negocio que recompensa a los participantes por traer a otros a formar parte en una empresa es esencialmente el modelo base de un esquema pirámide, indicó la Federal Trade Commission (FTC).

    De acuerdo al comunicado de la FTC “Herbalife International of America, Inc., Herbalife International, Inc., y Herbalife, Ltd. han acordado reestructurar totalmente sus operaciones de negocios de Estados Unidos y pagar $200 millones para compensar a los consumidores a fin de resolver los cargos por parte de la Comisión Federal de Comercio sobre engañar a los consumidores en la creencia de que podían ganar sustancial dinero vendiendo productos de dieta, suplementos nutricionales y productos de cuidado personal”.

    En su queja contra Herbalife, la FTC también denunció que la estructura de compensación de la empresa multinivel “era injusta porque recompensa a distribuidores por reclutar a otros y comprar productos con el fin de avanzar en el programa de marketing, en lugar de ser el resultado de la demanda real por venta minorista del producto, causando daños económicos sustanciales a muchos de sus distribuidores”.

    Edith Ramirez, vocera de la FTC dijo que el acuerdo contempla que Herbalife “empiece a funcionar legítimamente, haciendo sólo promesas verdaderas acerca de la cantidad de dinero que sus miembros pueden hacer y tendrá que compensar a los consumidores por las pérdidas que han sufrido como resultado de lo que llamamos prácticas desleales y engañosas”.

    Según la queja de la FTC, “Herbalife afirma que las personas que participan pueden esperar dejar sus puestos de trabajo, ganar miles de dólares al mes, hacer un ingreso a nivel de quienes tienen un carrera, o incluso hacerse rico. Pero la verdad, como se alega en la demanda de la FTC, es que la inmensa mayoría de los distribuidores que persiguen la oportunidad de negocio ganan poco o ningún dinero".

    Por ejemplo, como se indica en la queja, la cantidad media que más de la mitad de los distribuidores conocidos como líderes de ventas recibieron como pagos de recompensa de Herbalife fue menos de $300 para el año 2014. De acuerdo con una encuesta realizada por Herbalife, los propietarios de clubes de nutrición gastaron en promedio alrededor de $8,500 para abrir un club, y el 57 por ciento de los propietarios del club informaron que no obtuvieron ningún beneficio o perdieron dinero.

    El comunicado de la FTC explica que la pequeña minoría de los distribuidores que hacen mucho dinero, según la denuncia, son compensados ​​por reclutar nuevos distribuidores, independientemente de si esos reclutas pueden vender los productos que son animados a comprar.

    “Al verse incapaces de hacer dinero, la queja de la FTC alega, distribuidores de Herbalife abandonan en gran número. La mayoría de ellos deja de ordenar productos dentro de su primer año, y casi la mitad de toda la base de distribuidores de Herbalife se cierra en algún momento”.

    El acuerdo también prohíbe a Herbalife tergiversar las potenciales las ganancias potenciales de los distribuidores o ingresos probables. La orden prohíbe específicamente a Herbalife prometer que los miembros pueden dejar su trabajo o disfrutar de un lujoso estilo de vida.

    Además, la orden impone que la empresa pagará 200 millones a fin de indemnizar a consumidores, incluyendo el dinero a aquellos que han comprado grandes cantidades de productos Herbalife (como muchos dueños del Club de Nutrición, entre otros) y perdieron su inversión. La información sobre el programa de reparación se dará a conocer en una fecha posterior.

    "Los acuerdos son un reconocimiento de que nuestro modelo de negocio es sólido y subrayan nuestra confianza en nuestra capacidad para avanzar con éxito, de lo contrario no habríamos estado de acuerdo con los términos", dijo el Presidente y CEO de Herbalife, Michael Johnson.

    La noticia de que la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos estaba cerrando su investigación de dos años sin etiquetar a Herbalife como un esquema de pirámide hizo que las acciones de la empresa se elevaran más de 10 por ciento en la Bolsa de Nueva york el viernes. Las acciones habían sufrido desde que un prominente administrador de fondos alto riesgo lanzó un duro ataque contra la empresa en el 2014.

    Uno de los defensores de Herbalife ha sido el activista y multimillonario Carl Icahn, que construyó una participación del 18 por ciento en la compañía después de que fue objetada por el gestor de fondos de cobertura Bill Ackman.

    El viernes Herbalife anunció que está aumentando el límite de propiedad de acciones en manos de Icahn a 34.99 por ciento, en lugar del 25 por ciento.

    Si usted vendió productos Herbalife entre el 2009 hasta la fecha y no puesto una queja formal lo puede hacer con la Comisión Federal de Comercio llamado al 1-800-386-5438 y tenga listo los documentos que comprueban sus inversiones en Herbalife.