Vertedero de nieve, un peligro para aviones

Vertedero de nieve, un peligro para aviones

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Vertedero de nieve, un peligro para aviones
    NBC via WCSH6

    PORTLAND (Maine) - Tras remover toneladas de nieve para resolver un problema se generó otro insólito. Un depósito de nieve se volvió noticia esta semana luego que por primera vez los funcionarios de Portland, Maine, tuvieran que abrir otro porque al estar casi lleno y ubicado al lado de un aeropuerto, las montañas de nieve se elevarían por encima de lo permitido.

    Después de varias tormentas casi 5 pies de nieve se han acumulado en la ciudad costera, incluyendo más de 2 pies sólo en febrero. Este invierno, sin duda ha creado desafíos para el Departamento de Obras Públicas, especialmente en la ciudad más grande de Maine.

    El vertedero de nieve en Outer Congress casi ha alcanzado su capacidad y si se amontona más nieve allí, podría interferir con aviones al despegar y aterrizar en el pequeño aeropuerto aledaño, según reporta el WCSH.

    "Se puede enviar una señal de que hay algún tipo de estructura de allí y que podría afectar a la instrumentación al despegar y, posiblemente, incluso al aterrizar también. Así que estamos conscientes de eso", dijo Mike Bobinsky, director de Servicios Públicos de Portland.

    El director del Jetport, Paul Bradbury, dijo que la FAA ha establecido zonas de protección alrededor de los aeropuertos con límites de altura. Los reglamentos se están cumpliendo no tanto por los aviones más grandes, sino por los aviones más pequeños para asegurar que tienen el espacio libre que requieren. Dijo que la altura de la "montaña" por lo general no es una preocupación para el aeropuerto.

    Bradbury dijo que el vertedero de nieve es "como un árbol que crece demasiado alto", según informó el Portland Press-Herald. El límite de la FAA requiere que las obstrucciones cerca de una pista de aterrizaje y la ruta de despegue no sean mayores a 56 pies de altura pero la ciudad ha mantenido en 40 pies o más abajo la montaña con el fin de utilizar la maquinaria pesada. "Tratan de hacer una buena meseta, y llenar todo el sitio a ese nivel", explicó Bradbury.

    La ciudad dejará de descargar la nieve allí y empezar a descargarla en un nuevo vertedero creado en Riverside Street. Es la primera vez que la ciudad ha tenido que utilizar ese espacio para la nieve.