Sentencian vendedora de boletos ilegales MBTA

Sentencian a vendedora de boletos ilegales MBTA

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Sentencian vendedora de boletos ilegales MBTA
    MBTA

    SALEM (Massachusetts) - Una mujer de Foxboro fue condenada a un año de cárcel por su papel en una estafa valorada en 4 millones de dólares mediante la emisión y venta de pases ilegales del MBTA.

    El Salem News informó que Amal Susan Zakhary-Gillis fue sentenciada en la Corte Superior de Salem a 2 años y medio tras las rejas, con posibilidad de sólo cumplir un año, y tres años de libertad condicional.

    Zakhary-Gillis se declaró culpable de tres cargos de recibir propiedad robada. Los fiscales dicen que ella obtuvo ganancias por cerca de 200,000 dólares a través del esquema fraudulento planeado por Andrés Townes de Revere.

    Townes hizo pases ilegales mientras trabajaba en una empresa de Beverly contratada por el MBTA para hacer boletos. Las autoridades dijeron que Townes tenía acceso a un cuarto de seguridad que albergaba la máquina que se utiliza para producir los tickets del MBTA.

    Gracias a ello manipuló la máquina, produciendo pases del "T" auténticos que no fueron registrados por el sistema informático central del MBTA mientras eran activados.

    Las autoridades alegan que Zakhary-Gillis vendió las pases ilegales a pasajeros de trenes interurbanos en el South Shore. Los tickets eran vendidos en persona o por correo y se anunciaban en Craigslist.

    Zakhary-Gillis se quedaba con la mitad del dinero de los pases que tenían un valor nominal de hasta 250 dólares y le daba el resto a Townes. En el momento en que fue acusada tenía más de 200 clientes habituales y había depositado más de 215,000 dólares en su cuenta bancaria.

    Había vendido "miles" de boletos ilegales en los tres años que estuvo involucrada en el esquema, y la policía encontró en su casa cerca de 200 tickets más sin vender con un valor total de 40,000 dólares.

    Su abogado, John Apruzzese, dijo que Zakhary-Gillis, quien tiene un título universitario, una vez fue una mujer de negocios exitosa y fue nombrada "Ciudadana del Año" por una organización cívica de Foxboro en la que ella estaba activa.

    Además supuestamente había sido propietaria de restaurantes y un negocio de catering, y luego se involucró en el sector inmobiliario, pero a raíz de ello fue blanco de demandas civiles y al menos una quiebra, según documentos judiciales.

    Townes, su hermana Joceline, Gloria Escobar y Alex Saunders fueron condenados previamente por este caso revelado en 2012.