$5 millones de recompensa por obras robadas

Recompensa de $5 millones por obras robadas en 1990

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    $5 millones de recompensa por obras robadas
    Isabella Stewart Gardner Museum
    Chez Tortoni, de Edourad Manet, 1875. Robado en 1990

     BOSTON (AP) -- Ha sido calificado como el robo de arte más grande en la historia de Estados Unidos, quizás del mundo. Veinticinco años después, el robo de 13 obras maestras del Museo Isabella Stewart Gardner en Boston sigue sin resolverse.

    El caso ha generado libros, rumores y conjeturas sobre quién fue el responsable, así como múltiples callejones sin salida. Pero las autoridades y los oficiales del museo no pierden las esperanzas. Apuntan que el arte robado casi siempre es devuelto, sólo que a veces toma una generación o más.

    "Aunque ha pasado un cuarto de siglo desde que el arte fue robado, siempre hemos estado determinados a recuperarlo y nos mantenemos optimistas de que lo haremos", dijo Anne Hawley, directora del Gardner, quien estaba a cargo al momento del robo.

    ---

    EL ROBO

    A tempranas horas del 18 de marzo de 1990, dos hombres disfrazados de policías de Boston consiguieron entrar al museo diciendo que estaban respondiendo a una llamada. Subyugaron a dos guardias de seguridad, los ataron con cinta de embalar y pasaron 81 minutos llevándose 13 obras que incluyen importantes piezas de maestros como Rembrandt, Vermeer, Degas y Manet.

     

    Las autoridades dicen que las obras valen quizás 500 millones de dólares. Oficiales del museo las consideran invaluables al no poder reemplazarlas.

    Algunas de las pinturas, como "La tormenta en el mar de Galilea" de Rembrandt, fueron cortadas de sus marcos. Hasta el sol de hoy esos marcos vacíos siguen colgados en las paredes del museo. "Es nuestra manera de mantener la esperanza", dijo la directora de mercadotecnia del museo, Kathy Sharpless.

     

    Los oficiales del museo y la policía siguen desconcertados por la selección de las piezas robadas. Creen que los ladrones tenían en la mira los tres Rembrandt, pero no se explican por qué no se llevaron otras obras caras y en cambio sí algunas de menor valor.

    [Te puede interesar: Exhiben objetos de cápsula del tiempo de 1795]

    LA INVESTIGACION

    El FBI anunció hace dos años que cree conocer las identidades de los ladrones, pero el paradero exacto de las obras no está claro. No se han revelado nombres ni se han hecho arrestos.

    Con la ayuda de agencias del orden de otros países, el FBI ha perseguido miles de pistas alrededor del mundo, en Francia, España, Gran Bretaña y Japón. Pero la respuesta podría estar más cerca de casa.

    Richard DesLauriers, exagente a cargo de la oficina del FBI en Boston, dijo hace dos años que los investigadores creían que los ladrones pertenecían a una organización criminal con sede en Nueva Inglaterra y el Atlántico medio. Creen que el arte fue llevado a Connecticut y Pennsylvania en los años que siguieron al robo y que se ofrecieron en venta en Filadelfia. Después de eso, se perdió el rastro.

     

    "Ese anuncio generó buenas pistas pero ninguna recuperación", dijo Geoff Kelly, un miembro del equipo de crímenes de arte del FBI que ha trabajado en el caso por más de 12 años. El ángulo local sigue siendo el más esperanzador, añadió.

    En el 2012, el FBI registró infructuosamente la propiedad de un mafioso de Connecticut que creyeron tenía algo que ver con el robo, usando incluso un radar con alcance subterráneo.

    El museo está ofreciendo una recompensa de 5 millones de dólares por el retorno de las obras "en buen estado". Expertos en arte han dicho que por ese monto de dinero, alguien terminará entregando a los pillos.

    La recompensa del gobierno no es monetaria: ofrece inmunidad.

    [Te puede interesar: Prohíben los "selfie sticks"]

    EL ANIVERSARIO

    El museo está conmemorando el tristemente célebre aniversario con un recorrido virtual en su cibersitio titulado "Trece obras: Explore el arte robado de Gardner". El tour incluye imágenes en alta resolución de las obras de arte, imágenes de archivo, la historia de cada cuadro y cómo Isabella Stewart Gardner los adquirió.

    Anthony Amore, el jefe de seguridad del Gardner, tiene previsto ofrecer una conferencia titulada "81 minutos", en la que llevará al público en un recorrido por el sitio del robo.

    La conferencia del miércoles está abierta únicamente a miembros del museo, pero habrá otra el 26 de marzo a la que puede acudir el público general.