Polémica por cambios en menú escolar en Boston

Polémica por cambios en menú escolar en Boston

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Polémica por cambios en menú escolar en Boston
    Shutterstock

    BOSTON - El almuerzo escolar es siempre un chiste para los niños pero para las escuelas de Boston se convirtió en un problema de déficit de 2.2 millones de dólares.

    Y eso está impulsando grandes cambios en el menú para 57,000 estudiantes de escuelas públicas en toda la ciudad a partir del próximo mes.

    Naveen Reddy, director de la oficina de mejoramiento de negocios de las Escuelas Públicas de Boston (BPS), dijo que el principio general es: "¿Cómo hacemos para que nuestros niños coman más, más sano, a la vez que se adhieran a normas más estrictas que tenemos a través de la USDA (Departamento de Agricultura)? Así que queremos aumentar la participación, disminuir los residuos, pero también ofrecer comida saludable que a los niños les guste".

    Algunos de los cambios que vienen a Boston el próximo mes, publicados por primera vez en la mañana del lunes por el Boston Globe, incluyen que la opción de elegir un desayuno caliente se limitará a sólo dos días a la semana, y reducir el número de opciones de almuerzo.

    El Globe explica que los cambios "afectan a más de 40 escuelas con cocina en el lugar que por lo general han servido una amplia variedad de platos para el desayuno y el almuerzo" y agregan que "en algunas mañanas, los estudiantes recibirán sólo un plato de Cocoa Puffs - un nuevo elemento del menú considerado como el "vegetariano" - y dos piezas de fruta".

    "Todavía estamos ofreciendo un plato caliente y un plato frío y otra alternativa'', dijo Deborah Ventricelli, subdirectora de alimentación y nutrición para el BPS. "Tenemos ensaladas frescas, frutas y verduras frescas también disponibles".

    Pero esas opciones de almuerzo probablemente sería sustituidas por elecciones entre sandwiches de mantequilla de maní y mermelada, croquetas de pollo (nuggets), macarrones con queso, sandwiches de queso, los submarinos de albóndigas y sandwiches de embutidos.

    [Te puede interesar: Las peores elecciones para el desayuno de tus hijos]

    Funcionarios de BPS subrayan que tanto como sea posible en los menús utilizan ingredientes integrales, bajos en grasa y de bajo contenido de sodio.

    Muchos padres han protestado que sustituyendo desayunos calientes por cereales azucarados y alimentos ricos en carbohidratos y una gama restringida de alimentos en el almuerzo se crea un mal ejemplo para los niños.

    Katie Fitch, una profesional de enfermería y experta en nutrición que tiene dos hijas en la escuela primaria de Boston y dijo al canal hermano necn: "Estoy muy decepcionada con esto. Sabemos los datos que están ahí sobre lo que estos tipos de alimentos proporcionan a nuestros estudiantes - lo cual no es mucho...

    Fitch agrega que "hay menos posibilidades de elección, es la elección en la dirección equivocada. si vamos a disminuir las opciones - que no estoy totalmente a favor de ello- echemos un vistazo a las que ofrecemos y vamos a proporcionar buenas opciones que le den un buen ejemplo a nuestros estudiantes" y animarlos a probar y aprender que les guste una amplia variedad de alimentos.

    [Te puede interesar" Snacks infantiles divertidos"]

    Otro de los aspectos de los cambios alimenticios planificados por BPS es estandarizar el menú. Actualmente, 46 escuelas de Boston tienen sus propias cocinas-cafetería y ofrecen una gama más diversa de productos que las 82 escuelas que no cuentan con cocinas en el lugar y reciben alimentos preparados fuera del sitio o que se calientan para servir allí.

    Con estos cambios, todas las escuelas ofrecerán las mismas opciones. "Estamos tratando de tener equidad entre todas las escuelas, por lo que tenemos el mismo número de opciones", dijo Ventricelli.

    Funcionarios de BPS dijeron que han escuchado y apreciado las preocupaciones expresadas por decenas de padres sobre la calidad y la variedad de las nuevas opciones de comida. Acotan que van a hacer una investigación regular con los estudiantes para asegurarse de que los alimentos que se están sirviendo son realmente lo que los niños quieren comer.

    Con información publicada por Peter Howe de nuestro canal hermano necn