Mujer aplicó a clientas inyección ilegal

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Mujer aplicó a clientas inyección ilegal
    Shutterstock

    BOSTON - Una mujer de Dorchester se declaró culpable en relación con ofertar inyecciones con un aceite no cosmético y aplicarlos en los glúteos y labios de sus clientas a cambio de dinero.

    Valentina Pérez Tavarez, también conocida como Rossi Tavarez, de 37 años, se declaró culpable de comercializar un producto no aprobado en el país e inyectarlo a pacientes ansiosas de lucir mejor, sin tener licencia para ello.

    Según la fiscalía entre febrero y septiembre de 2011 Tavarez ofreció tratamientos de inyecciones en glúteos y aumento de labios sin ser médico o enfermera.

    Estos tramientos, que no estaban aprobados por la FDA, eran efectuados en su casa en Dorchester usando una sustancia que ella llama "Metacor" y "Metacrill."

    En una conversación grabada cuando conversaba con una potencial clienta ella declaró que el "Metacor es muy seguro ", y agregó que "en este país...como tú sabes, es ilegal ".

    Tavárez se refirió a la sustancia como el "mejor material que dura para siempre" y cobraba 700 dólares por inyecciones en cada glúteo.

    Producto importado de Colombia

    El 9 de septiembre de 2011 agentes especiales visitaron la casa de Tavarez, momento en el que admitió que había realizado el procedimiento en al menos 10 clientes.

    En el armario de su dormitorio se halló una botella de plástico opaca que contenía un líquido viscoso claro, junto a una caja de envío de a domicilio.

    La botella llevaba una etiqueta que decía "Estetical Plus 100% Natural" y una descripción que se refiería a su contenido como aceite de masaje y proporcionaba instrucciones para la aplicación sólo en la zona externa de la piel.

    La botella, que había sido enviada desde Colombia, no tenía ninguna información o indicaciones para el uso de la sustancia en inyecciones cosméticas subcutáneas.

    Tavárez admitió que pagó 500 dólares por caja que contiene tres botellas de la sustancia.

    El 9 de diciembre se le dictará sentencia, la cual según la fiscalía no contempla más de un año de prisión, un año de libertad supervisada, y hasta cinco años de libertad condicional o una multa de 10,000 dólares.

    Sin embargo la mujer no enfrentó cargos por parte de ninguna de sus pacientes quienes se sometieron al riesgoso tratamiento y se desconoce si alguna tuvo efectos secundarios por el uso de esa sustancia sellante dentro de sus cuerpos.

    Mantente conectado a nuestro Facebook o Twitter para enterarte de las noticias que afectan a nuestra comunidad.