Boston cambia seguridad vial, parqueo y barrido

Medidas afectan seguridad vial, parqueo y barrido en Boston

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Boston cambia seguridad vial, parqueo y barrido
    Shutterstock

    BOSTON -  El alcalde Martin J. Walsh anunció cinco iniciativas de transporte para mejorar cómo los peatones, ciclistas y conductores de autos se movilizan por la ciudad con un enfoque en la mejora de la seguridad pública.

    Entre los anuncios se incluye una completa renovación de la Commonwealth Avenue, con la creación de un carril protegido para ciclistas desde el puente Boston University Bridge hasta Packard’s Corner. El diseño incorpora un enfoque de "Intersección Protegida" para hacer de la Commonwealth Avenue uno de los corredores multimodales más progresistas del país, y la primera vez que este componente de diseño será utilizado en la vía pública de Boston.

    La construcción de este proyecto de 17 millones de dólares está siendo financiada con 80% proveniente del gobierno federal y el 20% lo desembolsará el estado. Se espera que la construcción comience en la primavera de 2016 con una fecha de finalización del último trimestre de 2017.

    También se reveló la adopción del programa la "Visión Cero Boston", cuyo objetivo es eliminar las muertes por accidente de tránsito en la ciudad. Con la seguridad del tráfico como una prioridad se ha creado un Grupo de Trabajo para desarrollar un plan de acción para una estrategia global y coordinada que elimine las muertes por accidente de tránsito y lesiones en Boston, sobre todo de peatones y ciclistas atropellados.

    Con la colaboración de WalkBoston, Massachusetts, una organización líder en la sensibilización sobre la seguridad peatonal, se ha decidido mejorar el sistema de reporte electrónico de accidentes por parte de la Policía de Boston (BPD por sus siglas en inglés), lo cual dará lugar a una mejor recolección de datos y un mejor análisis de cada choque.

    Los datos de accidentes ayudarán a BPD y a EMS (Boston Emergency Medical Services) a identificar los puntos álgidos donde son más propensos a producirse accidentes de peatones y ciclistas.

    Otra medidas es que se efectuará la sustitución de todos los antiguos parquímetros de Boston por otros con tecnología inteligente. Los conductores podrán pagar a través de teléfono móvil, una tarjeta de crédito o en efectivo.

    Esta próxima generación de medidores deberá recopilar datos sobre el tiempo de ocupación los puestos y la tasa de rotación de vehículos, datos críticos que dan a la ciudad una visión sobre cómo administrar mejor los puestos para parquear en las calles.

    Un programa piloto para eliminar que los carros sean remolcados en aquellas calles donde esté programado el barrido propone elevar las multas para los conductores que no remuevan su auto.

    Walsh presentará una ordenanza al Concejo Municipal para poner a prueba la iniciativa que aumentaría de 40 dólares a 90 dólares la multa por no mover un vehículo. La ciudad tiene previsto utilizar el programa piloto para determinar si esta iniciativa debería extenderse a otros vecindarios.

    Las iniciativas son proyectos contemplados en la estrategia denominada "Go Boston 2030" lanzada pensando en un nuevo plan de transporte audaz para Boston para los próximos cinco, 10 y 15 años, según un comunicado dela alcaldía.

    Además, el Alcalde y el Departamento de Transporte de Boston comenzarán la búsqueda nacional de un nuevo Director de Transporte Activo que piense holísticamente acerca de cómo nuestras calles son utilizadas por las personas que caminan, manejan bicicleta y toman un medio de transporte.