Papa aboga por integración del autista

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Papa aboga por integración del autista
    Getty Images

    CIUDAD DEL VATICANO - El papa Francisco exhortó este sábado a acabar con el aislamiento y el estigma que sufren las personas que viven con el trastorno de espectro autista y sus familiares, durante una reunión que pretende crear mayor consciencia sobre la condición.

    El papa se reunió el sábado con niños autistas y sus padres, e hizo un llamado a gobiernos e instituciones para que atiendan sus necesidades de ayuda rompiendo "el aislamiento y, en muchos casos también el estigma" relacionado con el autismo.

    El papa circuló en el auditorio, abrazando a niños y adolescentes que presentan el trastorno. Algunos de ellos parecían evitar la mirada del papa, y un adolescente al que el papa Francisco había saludado siguió al pontífice y le dio otro abrazo por la espalda.

    El trastorno autista "constituye una fragilidad que afecta a muchos niños y, en consecuencia, a sus familias. Ellos representan uno de esos campos que son responsabilidad directa de los gobiernos e instituciones, sin olvidar por supuesto a las comunidades cristianas", afirmó el pontífice.

    Jorge Bergoglio, además, apeló al "compromiso de todos para promover la acogida, el encuentro y la solidaridad, a través de un trabajo de apoyo y promoción de la renovada esperanza, contribuyendo de esta manera a romper el aislamiento".

    También, añadió, es necesario una colaboración conjunta para acabar con "el estigma que recae sobre las personas con trastornos del espectro autista, como a menudo también lo hace sobre sus familias".

    El papa Francisco también se refirió a la "frustración" que sufren la familias y les lanzó un mensaje de esperanza durante este encuentro que tuvo lugar en el aula Pablo VI del Vaticano.

    La audiencia con el máximo representante de la Iglesia Católica puso punto final a la XXIX Conferencia Internacional organizada por el Consejo Pontificio para los Profesionales Sanitarios que comenzó el pasado 20 de noviembre en Roma bajo el lema "La persona con trastornos del espectro autista: animar la esperanza".