¿Ocultó embarazos por temor al esposo?

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    ¿Ocultó embarazos por temor al esposo?
    Telemundo Boston

    BLACKSTONE - El Boston Globe tuvo acceso a detalles de la investigación que explican qué habría llevado a Erika Murray a vivir en la condiciones abominables en las que se halló su casa en Blackstone, donde fueron encontrados los cuerpos de tres bebés esta semana.

    El Globe indica que Keith Halpern, el abogado asignado por la corte como defensor de Murray, ha ido desentrañando el misterio de qué papel juega la pareja de Murray en esta historia.

    Este domingo el Globe publica que "la vida de Erika Murray comenzó a girar fuera de control hace tres años, cuando en secreto dio a luz a un tercer hijo dentro de su casa, a pesar de la firme insistencia de su pareja, quien alegando apuros económicos, no quería tener más hijos que los dos que ya tenían".

    Ese "mandato" conyugal habría llevado a Murray a mentirle a Ramón Rivera, de 37 años, oriundo de Framingham, quien vivía en el sótano de la casa, según dijo a autoridades.

    Los hijos mayores de Murray el último día que estuvieron en la casa habrían dicho a un vecino que aparentemente su madre le aseguraba a Rivera que los dos niños más pequeños pertenecían a otra mujer y ella estaba cuidándolos.

    No veían la luz de sol

    Cabe recordar que hace dos semanas, después de una denuncia presentada por un vecino sobre un niño que lloraba, la policía entró en la residencia infestada de alimañas y basura. Ahí encontraron desatendidos a cuatro hijos.

    Una niña de 13 años y un niño de 10 años quienes eran los que iban a la escuela y eran abiertamente conocidos por los vecinos. Otro niño de 3 años y una niña de 5 meses de edad, vivían entre la basura víctimas de un confinamiento total pues ni siquiera había registro de su nacimiento y los vecinos aseguraron nunca haberlos visto.

    "Ella vivía en el terror de que la existencia de más niños fuera conocida", dijo el abogado Halpern. "Estaba petrificada en esta pesadilla. No podía salir de ella ".

    Un investigador estatal citado por el Globe indicó que los dos niños más pequeños han mostrado signos de profundo abandono pues el de 3 años tiene poco tono muscular y no camina, mientras que la bebé muestra signos de haber estado muy poco en contacto con la luz del sol.

    ¿Dónde está el marido?

    Rivera no ha sido acusado de ningún delito que involucra a los niños o el hogar, pero tiene una historia de antecedentes conocida por la policía local.

    Según el Boston Globe, el jefe de policía Ross Blackstone Atstupenas dijo que Rivera fue acusado penalmente el 28 de agosto pasado con la "posesión y el cultivo" de marihuana en el sótano de la casa ubicada en 23 St. Paul Street.

    Para Halpern es difícil creer que Rivera, quien supuestamente vivía a tiempo completo en la casa, no sabía nada de los otros dos niños e incluso de los que fueron hallados muertos.

    El Globe dice que han sido inútiles los esfuerzos para contactar a Rivera en los últimos días.

    Posible condición mental

    Desde su arresto, Murray, según su abogado, ha estado poco consciente de los cargos por los que se le acusa y en cambio insiste en saber sobre el destino de sus hijos.

    Halpern dice haber llegado a la conclusión de que ella sufre algún tipo de trastorno mental, en vista de la evidencia pútrida encontrada en la casa.

    No hay registro de que Murray fuera en algún momento víctima de violencia doméstica o por lo menos nunca lo denunció. Ni su abogado cree que ella sufra de problemas de alcohol o abuso de sustancias.

    Halpern dijo que, en muchos sentidos, las percepciones de Murray no coinciden con la realidad. La mujer no se percibía a sí misma como negligente con los dos niños más pequeños, y también no percibió que su casa fuera inhabitable como las autoridades han descrito.