Obama inaugura Instituto E. Kennedy en Boston

Obama inaugura Instituto Kennedy en Boston

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Obama inaugura Instituto E. Kennedy en Boston
    necn

    BOSTON -  El presidente de EE.UU., Barack Obama, instó al Senado estadounidense a seguir el ejemplo del fallecido senador Edward "Ted" Kennedy, un icono del partido demócrata que "no tenía miedo", en un momento en el que el "cinismo" y el temor a asumir riesgos paralizan el poder legislativo.

    Obama visitó Boston, el feudo tradicional de la dinastía política más famosa de Estados Unidos, para inaugurar un museo que lleva el nombre de Ted Kennedy y contiene una réplica a escala real del Senado donde el célebre legislador sirvió desde 1962 hasta su muerte en 2009.

    La ceremonia de inauguración del Instituto Edward M. Kennedy para el Senado de EE.UU. reunió a altos cargos del Gobierno, senadores y miembros del clan Kennedy para hacer realidad un proyecto que el conocido como "león del Senado" concibió poco antes de su muerte: acercar a su ciudad natal la institución en la que hizo carrera.

    Para Ted Kennedy, "el Senado era un lugar donde instintivamente caminabas un poco más erguido, donde tratabas de actuar un poco mejor", dijo Obama, que durante sus cuatro años en la Cámara alta (2005-2008) coincidió con ese senador, hermano del asesinado presidente John F. Kennedy.

    Hacia el final de su vida, "Ted lamentaba la pérdida de camaradería y compañerismo, de la interacción cara a cara" en el Senado, "los argumentos hechos frente a las cámaras en lugar de ante los compañeros, la desmesurada influencia del dinero y los intereses especiales" en la política, agregó el mandatario.

    "Vivimos en un momento de gran cinismo respecto a nuestras instituciones", lamentó Obama, y recordó que Kennedy era alguien que "superó la división partidista una y otra vez".

    "¿Y si nos comportáramos más como Ted Kennedy? ¿Y si trabajáramos para seguir su ejemplo un poco mejor?", agregó el mandatario. 

    A first look at the #EMKInstitute Senate Chamber replica that Senator Kennedy envisioned would inspire the next generation of leaders. Tune into the Sunday shows for a closer look.

    Posted by Edward M. Kennedy Institute for the US Senate on Domingo, 29 de marzo de 2015

    Quienes conocieron a Ted Kennedy saben que "no tenía miedo" a defender aquello en lo que creía, y ése es un valor menguante en el Washington actual, donde "el miedo permea la política", opinó Obama.

    "Ted entendió que el único sentido del servicio público era hacer cosas, no aparentar; no quedarse sentado preocupándose sobre las próximas elecciones o las encuestas, sino correr riesgos", añadió.

    Según Obama, la labor de Kennedy "no era luchar por los poderosos o los ricos, sino dar voz a la gente que le escribía y le llamaba de todos los estados" del país, entre ellos "los jóvenes inmigrantes" o los padres con hijos sin seguro médico.

    Ted Kennedy se convirtió en un aliado de Obama durante las primarias demócratas de 2008, cuando respaldó al entonces senador afroamericano como candidato a la Casa Blanca en lugar de a su rival, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton.

    Esa relación se reforzó cuando Obama convirtió en prioridad de su primer mandato la aprobación de una reforma sanitaria, un objetivo por el que Kennedy había luchado durante toda su carrera.

    Kennedy no llegó a ver la firma de la ley de salud en 2010, puesto que murió unos meses antes debido a un tumor cerebral.

    El instituto y museo que lleva su nombre abre sus puertas al público este martes y está situado al lado de la biblioteca presidencial de John F. Kennedy en la ciudad natal de ambos.

    Construido con una inversión pública y privada de 78 millones de dólares, el museo tiene un importante componente interactivo, que permitirá a los visitantes convertirse en "aprendices de senadores" y debatir y votar sobre proyectos de ley, además de visitar una recreación de la oficina del fallecido senador.

    A la ceremonia de inauguración asistieron hoy el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, la senadora demócrata por Massachusetts Elizabeth Warren, el senador republicano por Arizona John McCain y el excongresista Patrick J. Kennedy, hijo menor de Ted Kennedy, además de la primera dama, Michelle Obama. Así como el gobernador Charlie Baker y el alcalde de Boston, Marty Walsh.

    Biden, que compartió más de tres décadas con Kennedy en el Senado, recordó la "vergüenza" que pasó cuando, nada más llegar a la Cámara Alta en los años 70, el senador de la famosa dinastía quiso presentarle a otros legisladores en el gimnasio del Congreso, y muchos de ellos estaban desnudos cuando les estrechó la mano.

    Según Biden, Kennedy sabía que "la política es algo personal" y que los pequeños gestos "generan confianza" a largo plazo.

    McCain, que trabajó con Kennedy durante años para alcanzar un consenso en temas controvertidos, como la fallida reforma migratoria de 2007, aseguró que echa de menos "discutir" con él en el pleno del Senado y opinó que la Cámara alta sería "algo más productiva y mucho más divertida" si él siguiera en ella.