Más testimonios en juicio a Aaron Hernández

Testifican policía y sirvienta en juicio a Hernández

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Más testimonios en juicio a Aaron Hernández
    NECN

    FALL RIVER (Massachusetts) -- Un policía estatal testificó este martes, en el juicio de Aaron Hernández por asesinato, que las huellas dactilares de la víctima Odin Lloyd fueron halladas en un vehículo alquilado por el ex jugador de la NFL.

    Los fiscales señalan que Hernández, quien era entonces tight end de los Patriots de Nueva Inglaterra, llegó junto a sus amigos Carlos Ortiz y Ernest Wallace hasta la casa de Lloyd para recogerlo en un vehículo la madrugada del 17 de junio de 2013. Poco después, Lloyd fue asesinado a tiros.

    El agente del estado de Massachusetts, David Mackin, está especializado en huellas dactilares, y analizó las encontradas dentro de un Nissan Altima que Hernández había alquilado. Mackin testificó que las huellas de Lloyd se encontraron en la manija de una puerta posterior del vehículo.

    El lunes, la hermana de Lloyd declaró que lo vio subirse a la parte posterior de un auto Nissan plateado aquella noche, pero no pudo ver al conductor. El video de vigilancia de un vecino mostró también que Lloyd abordó el vehículo a las 2:32 de la madrugada.

    De acuerdo con los fiscales, Lloyd fue abatido alrededor de las 3:30, en un parque industrial cercano a la casa de Hernández.

    Mackin indicó que las huellas de Hernández estaban en la manija interior de la portezuela, del lado del conductor. Otros videos de circuito cerrado, grabados durante la noche del asesinato muestran que Hernández se coloca al volante de un Altima, alquilado la semana anterior.

    Aparecieron además huellas de Ortiz y Wallace en el automóvil, indicó Mackin. Ambos están acusados también de asesinato y se han declarado inocentes. Se les juzgará por separado. Lloyd salía con la hermana de la prometida de Hernández.

    También el martes, una sirvienta que limpiaba la casa del ex jugador de los Patriots testificó que lo vio "trasteando" con la cámara de seguridad en el sótano el día después del asesinato.

    Glaucia Santos dijo el martes que estaba limpiando el baño cuando escuchó a Hernández entrar. Señaló que lo vio tocar la cámara, ubicada en el techo del cuarto de reuniones ubicado en el sótano.

    Durante el contrainterrogatorio, el abogado defensor Michael Fee presentó un mapa del sótano de la casa de Hernández. Insinuó que Santos no pudo haber visto a Hernández o la cámara desde donde ella estaba.

    Santos no pudo especificar qué hacía Hernández con la cámara.