MBTA se disculpa tras pánico por humo en tren

MBTA se disculpa tras pánico por humo en tren

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Un vagón de un tren de la Línea Roja del MBTA se llenó de humo la mañana del jueves en Quincy Center, desatando preocupación en algunos pasajeros e incluso la ventana de un vagón fue quebrada. MBTA dijo que el fallo no creó peligro para los pasajeros y que no había humo dentro de los vagones. (Published viernes 30 de enero de 2015)

    BOSTON - El MBTA emitió un comunicado disculpándose por la posición que tomó el jueves en la que dejó entrever la veracidad de las versiones de los usuarios que vivieron momentos de angustia cuando salió humo de un tren de la línea roja y muchos debieron quebrar las ventanas para evacuar uno de los vagones.

    "Nunca fue la intención de MBTA cuestionar lo que los clientes estaban sintiendo o experimentando la mañana de ayer en Quincy Center" expresó la misiva enviada por Joe Pesaturo, vocero del MBTA.

    Asimismo la disculpa indica que agradecen "la fidelidad de nuestros clientes y nos esforzamos por hacer todo lo posible para proporcionar el servicio seguro y confiable que se merecen".

    El comunicado indica que el MBTA revisará todos los aspectos del incidente para identificar las áreas en las que pueden hacer un mejor trabajo.

    "Se lo debemos a cada persona quien confía en el MBTA para sus viajes diarios al trabajo. El MBTA se disculpa por la experiencia inquietante creada por los problemas mecánicos con el tren de la línea roja". Según las autoridades del MBTA, un fallo en el sistema de propulsión del tren causó la expulsión de humo. 

    Los testigos dijeron que tras percibirse el humo, el tren fue deshabilitado, las luces de los vagones fueron apagadas y se les ordenó salir del tren pero no todas las puertas abrieron, ni siquiera intentando forzarlas.

    Por ello otros pasajeros en el exterior habría intentado ayudarlos a salir rompiendo las ventanas. El MBTA dijo que por lo menos 4 ventanas fueron quebradas y había insistido en que "no hubo una emergencia y que nadie corría peligro" y que los pasajeros reaccionaron en exceso.

    Según el Boston Globe, Tim Buckley, un portavoz del gobernador, dijo este viernes en un comunicado que Baker "instó al MBTA a tomar más en serio la gravedad del terror que los pasajeros experimentaron".