Enfermeras: No estamos preparadas para ébola

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Enfermeras: No estamos preparadas para ébola
    Telemundo Boston

    BOSTON - Recortes federales de gastos han hecho que sea más difícil para la comunidad médica prepararse para los posibles casos de ébola, afirmó un funcionario de un hospital de Boston a los legisladores estatales este jueves.

    El Comité de Salud Pública de la Legislatura celebró una audiencia en la Casa del Estado para evaluar el grado de preparación de Massachusetts a fin de hacer frente al virus que ha infectado a miles de personas en el África occidental.

    El Estado no ha tenido casos confirmados de ébola, pero un reciente susto en Braintree llevó al alcalde de la ciudad a revisar las directrices del estado para el manejo de las emergencias futuras.

    En un testimonio escrito presentado al comité, un sindicato que representa a 23,000 enfermeras y trabajadores de la salud argumentó que el estado no estaba preparado para el ébola tal como funcionarios, incluyendo al gobernador Deval Patrick, han dicho en las declaraciones públicas.

    El doctor Paul Biddinger, director de preparación para emergencias en el Hospital General de Massachusetts, afirmó que los últimos recortes de fondos federales habían afectado la capacidad de los hospitales para entrenar y equipar a sus trabajadores para una crisis de salud pública.

    Citó un descenso del 38% en el financiamiento a los hospitales a fin de prepararse para emergencias, fondos que los centros de salud podrían utilizar para realizar ejercicios de entrenamiento y comprar ropa de protección.

    "Estos recortes amenazan la seguridad sanitaria de nuestra nación", dijo Biddinger. Advirtió que el ébola plantea "fundamentalmente diferentes" desafíos para el sistema de salud de Estados Unidos que cualquier otra enfermedad debido a su potencial de interrumpir el funcionamiento del hospital y la dificultad en la transmisión de información precisa a los pacientes, personal del hospital y el público.

    Biddinger indicó a los legisladores que no tenía conocimiento de ningún recorte presupuestario a nivel estatal que igualmente afecte la preparación.

    La Asociación de Enfermeras de Massachusetts se quejó de que sus miembros no habían sido invitados por el comité para compartir sus preocupaciones en persona en la audiencia.

    El Representante Jeffrey Sánchez, demócrata de Boston que co-preside el panel, dijo que se pediría a las enfermeras y otros trabajadores sanitarios de primera línea que comparecieran en una sesión de seguimiento la próxima semana.

    "No estamos preparados, no estamos entrenados," dijo Patricia Powers, una enfermera de la sala de emergencia en el Boston's Brigham and Women's Hospital, en una entrevista fuera de la sala de audiencias.

    Señaló que el equipo de protección no impidió que dos enfermeras que atendieron a un paciente con ébola en Dallas contrajeran el virus, y dijo que no estaba segura de cómo iba a realizar su trabajo mientras se usan los trajes voluminosos.

    "¿Cómo me protejo a mí misma, ¿cómo puedo proteger al paciente, ¿cómo puedo proteger a mi familia y la comunidad?" pidió Powers.

    El domingo, un hombre que dijo que había viajado recientemente a África occidental entró en una clínica ambulatoria en Braintree con síntomas que provocaron temores de que tenía ébola. Las pruebas posteriores determinaron que él no tenía el virus.

    El Alcalde de Braintree, Joseph Sullivan, le dijo al comité que mientras él estaba orgulloso de la respuesta de la ciudad con el incidente, pero señaló la necesidad de establecer directrices fuertes para los municipios rápidamente empujados a una situación potencial de ébola.

    Citó, entre otras cosas, la comunicación irregular entre socorristas y funcionarios de salud pública estatales.

    Uno de sus mayores retos fue disipar la ansiedad entre los residentes de la ciudad durante la emergencia.

    "Tuvimos que dar la información lo más rápidamente posible con el fin de calmar los temores", dijo Sullivan.