Empleados de comida rápida arrestados

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Empleados de comida rápida arrestados
    Telemundo Boston

    BOSTON - En Boston la escena se repitió como en otras grandes ciudades del país pues trabajadores de restaurantes de comida rápida terminaron arrestados momentáneamente durante una protesta en la que pidieron elevar el salario mínimo para esa industria.

    Usando sus uniformes los manifestantes, muchos de ellos latinos, se concentraron en el centro de Boston entre Washington y Milk Street.

    Luego mudaron su protestas a Congress y State Street, donde congestionaron el tráfico, lo que llevó a que ocho personas fueron arrestadas según los organizadores.

    La policía esposó a decenas de manifestantes en ciudades de todo el país este jueves, ya que bloquearon el tráfico en el último intento de intensificar sus esfuerzos para conseguir que Burger King, McDonald's y otras compañías de comida rápida paguen a sus empleados 15 dólares por hora, además del derecho a formar un sindicato.

    Las protestas fueron planeadas por organizadores laborales en unas 150 ciudades en todo el país como parte de una campaña llamada "Lucha por $15".

    En Boston los organizadores dijeron que empleados domésticos también se unieron a la protesta.

    Esfuerzo sostenido

    Desde que comenzaron las protestas a finales de 2012, los organizadores han cambiado sus tácticas todos los meses para llamar la atención y han atraído a limitadas multitudes.

    Organizadores previamente dijeron que planeaban participar en actos de desobediencia civil no violenta que podrían llevar a detenciones.

    En el pasado, los partidarios han hecho cosas como presentarse en la reunión de accionistas de McDonald's y realizar protestas en el extranjero.

    El movimiento, que cuenta con el respaldo financiero de la Unión Internacional de Empleados de Servicio y otros, llega en un momento en que la brecha salarial entre los pobres y los ricos se ha convertido en un tema político candente.

    Calidad de vida

    Muchos trabajadores de comida rápida no hacen mucho más que el salario mínimo federal de 7.25 dólares la hora, lo que equivale a alrededor de 15,000 dólares al año por trabajar 40 horas a la semana.

    El presidente Barack Obama ha tomado nota también. Se refirió a la campaña en una comparecencia del Día del Trabajo en Milwaukee.

    "Si me rompo el culo en la industria de servicios y quisiera una paga honesta por día de trabajo honesto, me uno a un sindicato,", dijo Obama, citado por la agencia AP, mientras presionaba al Congreso para aumentar el salario mínimo.

    La Asociación Nacional de Restaurantes dijo en un comunicado que las protestas son un intento de los sindicatos para "aumentar su membresía menguante".

    La industria dijo que esperaba que los organizadores de las protestas fueran respetuosos con los clientes y trabajadores.

    Mantente conectado a nuestro Facebook o Twitter para enterarte de las noticias que afectan a nuestra comunidad.