Declarará prometida de Aaron Hernández

Declarará prometida de Aaron Hernández

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Declarará prometida de Aaron Hernández
    necn

    FALL RIVER (Massachusetts) -- La prometida del ex jugador de los Patriots de Nueva Inglaterra Aaron Hernández será llamada a declarar en el juicio por asesinato contra éste el viernes, le dijeron dos personas con conocimiento del asunto a The Associated Press.

    Shayanna Jenkins recibió inmunidad por la corte en febrero, lo que significa que puede ser conminada a declarar como testigo o enfrentaría prisión. Ha habido dudas sobre si los fiscales llamarían a declarar a Jenkins, que ha estado con Hernández desde la escuela secundaria y tiene una hija de dos años con éste.

    Las dos personas hablaron con la AP a condición de preservar el anonimato, porque una orden de protección está en vigor.

    Jenkins se ha declarado inocente de perjurio. La fiscalía dice que ella le mintió al jurado investigador. El juicio contra Hernández fue suspendido brevemente el jueves a causa de una amenaza de bomba hecha por teléfono.

    [Tema relacionado: Amenaza de bomba paralizó juicio de Hernández]

    La jueza Susan Garsh interrumpió los testimonios poco antes del mediodía luego que un policía de la corte le alertase sobre la amenaza. Garsh les dijo a los jurados que sería una breve demora y ordenó salida de la sala. La jueza anunció seguidamente que el edificio iba a ser evacuado.

    Un oficial de seguridad indicó que la amenaza de bomba fue realizada en una llamada telefónica al Centro de Justicia de Fall River, Massachusetts, que fue revisado por la Policía estatal de Massachusetts.

    Los testimonios en el caso comenzaron el 29 de enero. Hernández está acusado por el asesinato en junio de 2013 de Odin Lloyd, quien salía con la hermana de la prometida de Hernández.

    [Tema relacionado: Prima de Aaron Hernández alega no recordar]

    La jueza había dicho el jueves que las llamadas telefónicas desde la cárcel en las que Hernández discute pagar a una prima pueden ser usadas como evidencia.

    La fiscalía dice que las promesas de dinero fueron usadas para comprar el silencio de la mujer tras el asesinato de Lloyd.

    Garsh va a permitir además el uso como evidencia de una llamada en la que Hernández le dice a su prima Tanya Singleton: "No digas nada". Ella responde que no lo hará.

    Singleton tiene cáncer terminal. Se pasó siete meses en prisión por negarse a declarar ante un jurado investigador. Está acusada de ayudar a un coacusado de Hernández, Ernest Wallace, a escapar.

    En otra conversación, Hernández dice que estableció fondos fiduciarios de 75.000 y 100.000 dólares para los dos hijos de Singleton. En realidad, nunca lo hizo.

    Wallace y Carlos Ortiz, el otro coacusado, se han declarado inocentes y son enjuiciados separadamente.