En Boston debaten crisis humanitaria

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    En Boston debaten crisis humanitaria
    Getty Images
    La crisis generada por miles de migrantes en la frontera sur de Estados Unidos es tema de la visita del gobernador de California a México.

    BOSTON - En Boston activistas pro-inmigrates mantendrán un debate público sobre la crisis humanitaria genera ante la ola de menores indocumentados que llegan al país, muchos de ellos huyendo de causas estructurales en sus países de origen.

    La organización Centro Presente indicó que la actividad es este miércoles a las 2:00 p.m. en la Sala Piemonte, del Boston City Hall.

    El debate se realiza en el marco de una campaña nacional denominada "Verano de Acción: Protegiendo a los Niños a lo largo de la Frontera", actividad que lidera la Alianza Nacional de Comunidades Latinoamericanas y del Caribe (NALACC por sus siglas en inglés).

    Centro Presente a través de una mesa redonda informará a todos los miembros del Concejo Municipal de Boston acerca de las causas estructurales que están empujando a los niños migrantes y sus familias a venir a los EE.UU. sin papeles.

    La tertulia cuenta con la participación de familias con niños recién llegados que ofrecen su testimonio de primera mano sobre sus experiencias y de sus razones para traer a sus hijos a este país desde América Central.

    Entro los panelistas están Oscar Chacón, Director Ejecutivo de NALACC y la profesora Aviva Chomsky, un historiadora, escritora y activista que ha publicado recientemente el libro "Cómo la inmigración se volvió ilegal." Un informe presentado por Casa Alianza de Honduras reveló que de los 3,7 millones de niños menores de 18 años que viven en Honduras, un millón no asisten a la escuela, mientras que 500,000 son víctimas de la explotación laboral y otros 8,000 viven en las calles.

    En 2013 este mismo informe documentó que entreo los niños de 12 años en Honduras, 2,000 tuvieron que abandonar sus estudios debido a las amenazas de muerte y que 17,000 familias tuvieron que abandonar sus hogares por la misma razón.