Condenados por aterradora estafa telefónica

Condenados por estafa que atemorizaba a víctimas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Condenados por aterradora estafa telefónica

    BOSTON - Un hombre y una mujer se declararon culpables de extorsionar miles de dólares a sus víctimas a través de llamadas telefónicas amenazantes.

    José O. Carrasquillo, de 34 años y Jennifer Rodríguez, de 31 años, ambos de Springfield, admitieron en la Corte Superior de Suffolk que participaron en una conspiración para extorsionar. Su método delictivo implicaba llamar a la víctima asegurando que tenían a un ser querido secuestrado y que perjudicarían a los cautivos si no pagaban un rescate.

    "El llamado 'secuestro estafa' se ha utilizado en todo el país ", dijo el Fiscal Daniel Conley. "En casi todos los casos, los investigadores han detectado muy rápidamente que las supuestas víctimas estaban sanas y salvas. Casos como estos pueden ser aterradores, pero si las víctimas de la llamada se lo toman con calma pueden asegurarse de que sus seres queridos están bien, y a la vez evitar pérdidas financieras significativas".

    Carrasquillo fue condenado ​​a dos años y medio en una correccional, de los cuales servirá 1 año y e resto bajo libertad condicional. Rodríguez fue sentenciada a dos años y medio, pero servirá 30 días. Durante el tiempo de su probatoria los acusados ​​deberán restituir el dinero a sus víctimas .

    El 15 de diciembre 2013 Carrasquillo llamó por teléfono a una madre de Revere, afirmando que la hija de la mujer, que estaba en la universidad, había estado involucrado en un accidente de auto con el primo de la persona que llamaba, quien supuestamente era un fugitivo violento.

    Para presionar a la víctima de la estafa y hacerla caer en la falsa historia . Carrasquillo le aseguraba que el fugitivo tenía una pistola en la cabeza de la hija de la señora y que mataría a la joven si la mamá no hacía lo que le pedían.

    La víctima permaneció en el teléfono con Carrasquillo durante tres horas mientras hacía dos transferencias electrónicas de Western Union por un total de 1,000 a nombre de Rodríguez. posteriormente, obviamente la víctima se dio cuenta que todo había sido una estafa e informó a las autoridades.

    La investigación permitió detectar que cámaras de vigilancia captaron a Carrasqillo acompañado de Rodríguez mientras recogían el dinero transferido.

    La evidencia también mostró que Carrasquillo hizo una llamada amenazante similar a una mujer de East Boston el 3 de enero de 2014, que llevó a la mujer a realizar transferencias electrónicas de 3,800 dólares.