Comienza fase de sentencia contra Tsarnaev

Comienza fase de sentencia contra Tsarnaev

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Comienza fase de sentencia contra Tsarnaev
    Art Lien via NBC

    BOSTON - La fase que decidirá si Dzhokhar Tsarnaev es condenado a la pena de muerte por el atentado de la maratón de Boston de 2013, que dejó tres muertos y más de 260 heridos, comenzó este martes con una vista en la que la Fiscalía aseguró que el acusado no ha mostrado remordimiento o arrepentimiento.

    Tras un mes de juicio federal, el jurado decidió el pasado 8 de abril declarar culpable a Tsarnaev, de 21 años, de todos los 30 cargos de que se le acusaba y que en su mayoría podrían acarrear la pena de muerte.

    La Fiscalía inició esta nueva etapa procesal con un intento de demostrar que Tsarnaev no se ha arrepentido de sus actos, para lo que destacó una confesión que escribió en su escondite antes de ser capturado por la policía y una foto tomada en su celda en la que hace un gesto con uno de sus dedos a una cámara de seguridad.

    Al comienzo del juicio, Dzhokhar Tsarnaev confesó haber sido autor de los atentados con dos bombas caseras perpetrados en la línea de meta de la maratón de Boston junto con su hermano mayor, Tamerlán, que murió en una persecución policial pocos días después.

    Dzhokhar Tsarnaev ha sido declarado culpable del uso de arma de destrucción masiva al colocar las ollas de presión con explosivos y llenas de clavos y metales con su hermano en la abarrotada línea de meta de la maratón, donde fallecieron tres personas y resultaron heridas más de 260, algunas de ellas con mutilaciones.

    [Tema relacionado: Tsarnaev, culpable y elegible para pena capital]

    Como ya ocurrió en la jornadas anteriores, la Fiscalía llamó al estrado a familiares de las víctimas para que explicaran su experiencia aquel 15 de abril de 2013, como el padre de Krystle Campbell, quien hoy lamentó no poder volver a "abrazar" a su hija.

    También subió al estrado Celeste Corcoran, que perdió las dos piernas en la explosión, que recordó el dolor que experimentó y cómo su hija también sufrió serias heridas en la explosión.

    Foto: Art Lien via NBC

    La única estrategia posible ahora para la defensa es demostrar que Dzhokhar Tsarnaev se vio influenciado por su hermano para unirse a su plan terrorista y que se ha arrepentido de sus acciones, algo que la Fiscalía está intentando derrumbar.

    La fiscal Nadia Pellegrini calificó el crimen de Tsarnaev de "indescriptible" y aseguró que estaba decidido a "ser la peor pesadilla de Estados Unidos".

    En un dramático final a su declaración de apertura, Pellegrini colocó entre las fotografías de las víctimas una foto de Tsarnaev extendiendo su dedo medio.

    La imagen de la cámara de seguridad se tomó tres meses después de la detención de Tsarnaev. "Él tenía un mensaje más para enviar", dijo la fiscal.

    La foto no fue divulgada inmediatamente a los medios de comunicación debido a que la fiscalía todavía tenía que autenticarla ante la corte e insertarla en la evidencia.

    Cerca de una docena de personas que protestaban contra la pena de muerte se manifestaron frente al tribunal federal la mañana del martes.

    La Fiscalía debería probar elementos agravantes en el crimen para conseguir que Tsarnaev sea ejecutado a nivel federal, ya que el estado de Massachusetts no admite la pena de muerte.

    El acusado ha reconocido que colocó las bombas con su hermano mayor, Tamerlán Tsarnaev, quien falleció en la persecución posterior, en la que mataron a tiros a un policía del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

    Los familiares de las víctimas se han mostrado divididos sobre si el acusado debería ser sentenciado a muerte o a cadena perpetua sin posibilidad de revisión.

    [Tema relacionado: Más víctimas contra pena capital para Tsarnaev]

    El padre de la víctima más joven en el atentado, Martin Richard, de 8 años, solicitó a la Fiscalía que retire la posibilidad de la condena a muerte para evitar así un largo proceso de apelaciones y retrasos.

    Otras víctimas han pedido que Tsarnaev pague con la pena más alta por haber destruido la vida no solo de los cuatro fallecidos, sino también la de todos aquellos que quedaron mutilados.

    Se espera que esta segunda fase del juicio dure unas cuatro semanas, tras las cuales el jurado deberá decidir por unanimidad si condena a muerte a Dzhokhar Tsarnaev.