Comercios a olvidarse de botar comida

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Comercios a olvidarse de botar comida
    Telemundo Boston

    BOSTON - Massachusetts se convirtió hace una semana en el primer estado de la nación donde entra en vigencia una prohibición de desechar los residuos de alimentos generados por establecimientos comerciales.

    En otras palabras, que los desperdicios de alimentos orgánicos no terminen descomponiéndose en los rellenos sanitarios o incineradores, y que más bien se usen para crear nuevos negocios ecológicos.

    De hecho la prohibición busca estimular un aumento en la donación de alimentos, el reciclaje y la transformación de los residuos de alimentos en productos valiosos, como la energía renovable y el abono orgánico (o compost).

    La aplicación de la ley está regulada por el Departamento de Protección Ambiental de Massachusetts (MassDEP) y requiere que cualquier entidad que deseche al menos una tonelada de material orgánico por semana, done o recicle la comida. Cualquier desperdicio de alimentos se enviará a plantas de compostaje o de alimentación animal o a una instalación de digestión anaeróbica donde será convertida en energía limpia. La prohibición afecta a aproximadamente 1,700 empresas e instituciones, incluyendo supermercados, colegios y universidades, hoteles, centros de convenciones, hospitales y hogares de ancianos, grandes restaurantes, y servicios de alimentos y empresas de procesamiento. Eso sí, no afecta a las residencias.

    La secretaria de Energía y Asuntos Ambientales, Maeve Vallely Bartlett afirmó que "la prohibición nos ayudará a alcanzar nuestros objetivos para reducir el flujo de residuos en un 30 por ciento en 2020 y 80 por ciento para el 2050".

    Negocios pujantes

    En el marco de la puesta en marcha de la ley el MassDEP siguió con la gira por distintas plantas de compostaje. La gira comenzó el pasado miércoles con eventos en Waltham y Lowell, seguido por visitas a Hadley el viernes y el lunes en Gardner.

    El tour hizo una parada este martes en Groundscapes Express Inc., en Wrentham, que es un ejemplo de una empresa que recoge los residuos de alimentos y los combina con hojas, arándanos, estiércol de caballo, papel picado, y otros materiales para convertirlo en una especie de oro negro.

    Se trata de un "compost final" que se vende por hasta 40 dólares por yarda cúbica y es muy apreciado por los paisajistas y jardineros como una manera de mejorar el suelo y los nutrientes en jardines y césped. La compañía también opera un negocio de jardinería, donde se aplican muchos de estos productos. Cabe recordar que un biogás se produce cuando los desechos orgánicos se procesan en un tanque cerrado de digestión anaeróbica donde los microbios descomponen los materiales. El biogás se puede utilizar para crear calor para procesos industriales, alimentar un generador para producir electricidad o ser usado en un sistema combinado de calor y energía para producir electricidad y calor simultáneamente. Vale decir que The RecyclingWorks in Massachusetts es un programa que ayuda a las empresas e instituciones a cumplir con la prohibición de los residuos mediante el aumento de sus esfuerzos de reciclaje. RecyclingWorks ofrece recursos web gratuitos y orientación, incluida una base de datos de proveedores de servicios. Obtenga más detalles sobre sus programas aquí: www.recyclingworksma.com Para obtener más información sobre la prohibición de los residuos de alimentos y productos orgánicos, echa un vistazo a la página web de MassDEP

    Mantente conectado a nuestro Facebook o Twitter para enterarte de las noticias que afectan a nuestra comunidad.