Bibliotecario imprime mano 3D a hispano quemado

Bibliotecario imprime mano 3D a hispano quemado

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Bibliotecario imprime mano 3D a hispano quemado
    necn

    NEWTON - Para una joven víctima de quemaduras, un bibliotecario de Massachusetts significó que se le abrieran las puertas a una nueva forma de vivir.

    Dentro de la biblioteca pública de Newton, hay un dispositivo que altera la vida.

    Video: Bibliotecario imprime mano 3D a hispano quemado

    Video: Bibliotecario imprime mano 3D a hispano quemado
    Un bibliotecario fue más allá e imprimió las partes para ensamblar una mano protésica parcial para un hombre que sufrió quemaduras graves en una explosión de gas hace 14 años en Guatemala. Video en inglés
    (Publicado jueves 11 de junio de 2015)

    Y si bien esto no es un desaire a las pilas de libros que han enriquecido las mentes de los estudiantes desde 1868, la biblioteca atesora ahora una impresora 3D que cuesta unos pocos miles de dólares y se utiliza para enseñar a los niños.

    "Ya no son sólo libros", dijo el bibliotecario John Walsh. Pero Walsh fue más allá y también imprimió las partes para ensamblar una mano protésica parcial para un hombre que sufrió quemaduras graves en una explosión de gas hace 14 años en Guatemala y en la que murieron dos de sus hermanas.

    Welmer Córdova dijo a nuestro canal hermano NECN que no tenía idea de que la mano estaba siendo fabricada para él.

    Con tan solo 20 años, Welmer estaba de regreso a Boston para su cirugía número 30 en el Hospital Shriners, que se especializa en atender pacientes con quemaduras. Un regalo inesperado es que estas dos últimas semanas, ya puede sujetar mejor los objetos.

    "Yo no soy ingeniero, pero juego a ser uno en el trabajo", dijo John Walsh, también conocido como el gurú de impresión 3D de la biblioteca, quien hizo que esto ocurra.

    Cuando se le pidió un día un modelo de prótesis de mano que Walsh había impreso, Welmer estaba de suerte.

    "En el peor de los casos, yo fallo y nada cambia en su vida.  Y en el mejor de los casos, funciona", explicó Walsh. El concepto estaba allí. Walsh simplemente lo ajustó.

    Le tomó tres intentos tener el tamaño correcto para adaptarse a las porciones de los dedos índice y anular derechos que Welmer conservaba.

    Un total de 30 minutos para diseñar y tres horas para imprimir pues la impresora produce sólo una décima de milímetro a la vez.

    Y luego, con hilo de pescar, una cuerda elástica, un guante y una voluntad de ayudar, Walsh le hizo a Córdova una nueva mano.

    "Él puede chocar su mano con la mía . Yo sabía que era valioso cuando él tomó una foto y la envió a su mamá y papá", dijo Walsh. "Ese fue el momento".

    Esto no es un dispositivo médico que costó decenas de miles de dólares, y no está tratando de serlo.

    Aunque parezca increíble, para hacerla costó sólo 10 dólares. Walsh - y Córdoba - esperan que dure.

    Noticia original publicada por Josh Brogadir para nuestro canal hermano Necn

    ¡Llévanos contigo! Haz clic aquí para descargar la aplicación de Telemundo Boston completamente gratis: en iTunes Store o en Android Market Donde quieras. Cuando quieras.